top of page

Alzheimer, aluminio y otros metales

Actualizado: 19 ago 2023

Desde hace más de 40 años se ha sugerido la relación entre el aluminio y el Alzheimer.


Christopher Exley, el investigador más renombrado del aluminio en seres humanos, ha encontrado relación directa en varios estudios sucesivos realizados en el Reino Unido.

Fig 1. Inicios tempranos de acumulación de péptidos β-amiloide en tejido cerebral. Estos depósitos van formando placas entre las neuronas que resultan tóxicas y son responsables del progresivo deterioro cognitivo.

El aluminio como los metales pesados forman parte de nuestro entorno y se encuentra latente en nuestras aguas y alimentos. Estos elementos son omnipresentes, pero no nos envenenan directamente. Sin embargo, con el tiempo, pueden acumularse en nuestros tejidos, como el tejido cerebral, donde nuestro cuerpo tiene dificultades para eliminarlos. Esta acumulación puede tener consecuencias preocupantes, como acelerar el desarrollo de enfermedades como el Alzheimer, el autismo y la demencia. De hecho, se ha encontrado que personas fallecidas por Alzheimer tienen niveles elevados de aluminio en sus cerebros.


Los metales pesados como plomo, mercurio, cadmio, níquel, zinc y el aluminio tiendes a depositarse lentamente en nuestros tejidos, como el tejido cerebral donde nuestro organismo es incapaz de eliminarlos. Cuando estos metales se introducen pueden interferir con la química natural del cerebro, con lo que pueden acelerar la aparición de la enfermedad del Alzheimer, autismo y la demencia, se han encontrado altos niveles de aluminio en el cerebro de personas fallecidas por Alzheimer.


Fig 2. Imagen de aluminio en el cerebro humano. Tinción de Lumogallion -Lo que está en amarillo es aluminio- (1 mM en 50 mM PIPES, pH 7,4, 45 min.) de secciones de tejido cerebral de 5 μm de donantes diagnosticados con Alzheimer.


Cada uno de estos metales pesados tiene su propio papel en esta compleja trama. El plomo, por ejemplo, puede influir en comportamientos agresivos e hiperactividad. El mercurio se ha asociado con dolores de cabeza y pérdida de memoria, mientras que el zinc puede causar úlceras y daños en el páncreas. El cadmio, por su parte, puede inducir confusión y agresividad, y el níquel ha sido relacionado con asma, enfermedades cardíacas y diversos tipos de cáncer.


Asimismo, la neurotoxicidad por mercurio también tiene un mecanismo de acción similar en la morfología patológica de Alzheimer. Se han observado lesiones moleculares similares asociadas a intoxicación por mercurio en el 80% de los cerebros de pacientes con enfermedad de Alzheimer (EA) en comparación con los controles de la misma edad como vemos a continuación:


Fig 4. Degeneración de una neurona expuesta a mercurio. Antes (a) y después (b) de la exposición al mercurio. Imágenes fluorescentes de conos de crecimiento nerviosos cultivados teñidos para distinguir actina y tubulina.


Aquí vemos como los filamentos de actina se estabilizan en exceso, por lo que pierden dinamismo y se altera el funcionamiento de las espinas dendríticas. Una característica fundamental en las fases tempranas de la enfermedad de Alzheimer (EA).

La carga corporal del aluminio

Es sorprendente cuántos productos cotidianos contienen aluminio. Desde el papel de aluminio hasta los antiácidos, pasando por las ollas, las sartenes, las bandejas de horno, las latas de refrescos y de conservas, los tubos de pasta de dientes, los desodorantes e incluso algunas vacunas. Estos elementos pueden introducirse en nuestro organismo y, en algunos casos, alterar la química natural de nuestro cerebro (revisar blog sobre metales),

contribuyendo así al desarrollo de enfermedades como el Alzheimer.


La comprensión del exposoma del aluminio y la carga corporal de aluminio de un individuo es el problema biológico de un sistema y requerirá datos derivados de enfoques ambientales, in vivo e in silico. Mientras tanto, vale la pena examinar brevemente cómo el cuerpo humano se ve afectado por su exposición diaria al aluminio.


Fig 3. La exposición de aluminio. Un esquema que explora las relaciones entre la exposición, los objetivos inmediatos que median la exposición, los sumideros y las fuentes de aluminio biológicamente disponible con supuestos mecanismos de acción y, finalmente, la excreción de aluminio.


Cada una de las superficies externas del cuerpo, principalmente la piel, la nariz, el pulmón y el tracto gastrointestinal, es casualmente una ruta de absorción de aluminio en el cuerpo y un sumidero que contribuye directamente a la carga corporal general de aluminio. Históricamente, estas cuatro rutas de impacto principales solo se han considerado como barreras para la absorción y la posterior acumulación sistémica de aluminio.


Los minerales compiten con los metales pesados para ser absorbidos por el intestino. Cuanto más minerales procese nuestro organismo, más cantidad de metales y aluminio dejamos fuera del circuito metabólico y serán excretados por nuestro orgánico. Por ello debemos llevar una dieta rica en minerales, frutas verduras crudas o cocinadas a muy baja temperatura para intentar conserva al máximo sus minerales. La clorofila ya que se adhiere a los metales y ayuda a eliminarlos por lo que es recomendable verdura de hoja verde.


Se necesitan aún más investigación para entender completamente este mecanismo, pero toda la evidencia apunta a que, sin el aluminio en el tejido cerebral, no habría Alzheimer. Pero lo que también sabemos es que Alzheimer está asociado con otras disfuncionalidades fundamentales que tocaremos en otros blogs.



Fig 5. Eventos multifactoriales que conducen a la muerte neuronal.


Soluciones nutricionales y nutracéuticas a la epidemia de metales pesados

La detoxificación y eliminación eficiente de metales pesados del organismo requiere un enfoque nutricional y terapéutico meticuloso. La interacción compleja entre estos tóxicos y los sistemas biológicos exige una comprensión profunda de los procesos bioquímicos involucrados. Aquí presentamos algunas recomendaciones generales.


La naturaleza del mecanismo de detoxificación de metales siempre sigue dos directrices principales:

  1. Suministrar agentes quelantes (hay naturales y otras que no también).

  2. Activar y potenciar las propias enzimas antioxidantes que ejecutaran con eficacia la biotransformación de estos compuestos liposolubles a hidrosolubles para ser eliminados por vía renal.

Los agentes quelantes, también conocidos como antagonistas o secuestradores de metales pesados, son sustancias que promueven la formación de enlaces múltiples con un único ion metálico para formar un complejo. De hecho, la palabra quelante proviene del griego cuyo significado es “garra”, ya que los agentes quelantes, concretamente los ligantes, adoptan la forma de una garra para atrapar el metal.


Cuando el agente quelante se une con un metal se forma un compuesto, el cual se conoce como quelato. Este quelato tiene una mayor solubilidad en agua y una mayor estabilidad en comparación con el metal libre, gracias a lo cual se puede eliminar de la fórmula con más facilidad.


Existen varias fuentes naturales que funcionan como agentes quelantes:

  • Zeolita microonizada de consumo humano

  • Cilantro

  • Ácido alfa-lipoico

  • Espirulina

  • Ácido Fulvico

La incorporación de quelantes naturales con alta afinidad por los metales pesados es esencial. Compuestos como el ácido alfa-lipoico, la zeolita, ácido Fulvico y la pectina cítrica tienen la capacidad de formar complejos con metales pesados y facilitar su excreción renal y fecal.


Otros enfoques para promover la quelación:

  1. Sistema Glutatión-Dependiente: Potenciar la capacidad del sistema antioxidante intracelular, en particular el glutatión, es fundamental. La suplementación con precursores de glutatión, como la N-acetilcisteína (NAC) -1 cápsula por día-, puede elevar los niveles intracelulares de glutatión y apoyar la desintoxicación de metales pesados.

  2. Micronutrientes Esenciales: Asegurar un aporte adecuado de nutrientes esenciales es crucial para mantener las vías de desintoxicación. El zinc y el selenio son cofactores enzimáticos clave en la eliminación de metales pesados. La suplementación precisa de estos micronutrientes puede mejorar la actividad de las enzimas involucradas en la desintoxicación.

  3. Terapia de Sulfuro de Metilo (esto se hace por un profesional médico y solo se utiliza en algunos contextos): El sulfuro de metilo, derivado de nutrientes como la metionina y la cisteína, juega un papel crucial en la vía de desintoxicación del sulfuro. La administración de suplementos de sulfuro de metilo puede optimizar la eliminación de metales pesados como el mercurio y el arsénico.

  4. Vitaminas Antioxidantes: Las vitaminas antioxidantes, como la vitamina C y la vitamina E, desempeñan un papel fundamental en la protección contra el estrés oxidativo inducido por metales pesados. Su capacidad para neutralizar los radicales libres generados por la exposición a metales pesados es esencial para preservar la integridad celular.

  5. Fitoquelantes y Fitonutrientes: Los fitoquelantes presentes en alimentos como el ajo, la cúrcuma y el cilantro, así como los fitonutrientes de alimentos ricos en polifenoles y flavonoides, pueden modular las vías de desintoxicación y limitar la acumulación de metales pesados.

  6. Aumento de la Excreción Renal: La optimización de la función renal es esencial para la eliminación eficiente de metales pesados. La ingesta adecuada de agua y la promoción de la diuresis pueden aumentar la excreción renal de metales pesados quelados.


Pd: Es solo un blog dedicado a la relación entre el Aluminio y el Alzheimer, pero las enfermedades neurodegenerativas son MULTIFACTORIALES. Haré otro post más sobre el Alzheimer en si. En Alzheimer hay deficiencias nutricionales en B1, B12, Colina, un desequilibrio de omega 6/omega 3, inflamación crónica, mala salud digestiva. Posibles infecciones crónicas. Corregir otras posibles deficiencias en Vitamina D, Magnesio, etc.


1.- Corregir deficiencias de Vitamina D, Vitaminas B y Magnesio. (1)(2)(3)(4)(5)(6)(7)(8)


2. Hacer ayuno intermitente. (1)(2)(3)(4)(5)


3. Eliminar infecciones crónicas. (1)(2)(3)(4)(5)(6)(7)(8)(9)(10)(11)(12)(13)(14)(15)


4. Tomar Carvacrol (Oregano Oil), Silimarina (Bioactivo del Cardo Mariano) y Sulforaphane (Brocoli extract). (1)(2)(3)(4)(5)(6)(7)(8)(9)(10)(11)(12)(13)(14)(15)(16)(17)(18)(19)(20)(21)(22)(23)


5. Eliminar Metales pesados. (1)(2)(3)(4)(5)(6)(7)


6. Tomar Oregano Oil (Carvacrol), Sulforafeno, Butyric Acid, Vitamina B Complex y Silimarina (bioactivo del Cardo Mariano). (1)(2)(3)(4)(5)(6)(7)(8)(9)(10)(11)(12)(13)(14)(15)(16)


Si deseas incorporar una herramienta muy simple y efectiva para ejecutar una quelación efectiva pero al mismo tiempo remineralizar de forma profunda tu organismo; es el uso del ácido fulvico de máxima purificación.


Un extracto con alta efectividad como agente quelante es el ácido fulvico con máxima filtración 100% puro: https://bionobo.com/?ref=LJii-F4fhEZAy0


Y te tengo un regalo 🤍
📢 Tienes un 15% de descuento con este código de descuento: ‘’BIOREGENERATIVO’’

Desde residuos radioactivos, metales pesados; mercurio, aluminio, arsénico, pesticidas hasta microplásticos. Una gran herramienta en el mundo actual.


El ácido fulvico es el compuesto extraído y purificado del llamado ‘’Shilajit’’, una resina con poder medicinal usado desde hace milenios, el inconveniente del Shilajit como tal es que si tiene +85 minerales pero también suele estar contaminado con otros minerales inorgánicos que NO queremos. El producto recomendado de acido fulvico utiliza un proceso de extración 100% natural que se hace durante 2 años. Solo extrae minerales orgánicos y el ácido fulvico en su estado purificado.


El ácido fúlvico es antiinflamatorio, antioxidante (neutralizador de metales y radicales libres), activador mitocondrial y puede transportar oxígeno gracias a los +70 minerales que contiene naturalmente. Un electrolito real, orgánico y completo.


Es lo mejor para apoyar tus ayunos (no rompe ayuno), acompañar tu desintoxicación, regeneración celular y quelación de metales pesados. Depositas 10 gotas diarias a tu jugo o agua en ayunas.


Hacen envíos a todo el mundo menos a: Argentina, México y Uruguay.

Comments


bottom of page