top of page

Orígen del Homo Sapiens

Actualizado: 13 jun 2022

El hombre apareció hace 7 o 10 millones de años. Nuestros ancestros vivían bajo los trópicos en una naturaleza generosa, produciendo recursos alimentarios abundantes y variados.




RECOLECTOR, LUEGO COLECTOR, Y LUEGO RECOLECTOR CAZADOR


1. El humano al principio ha practicado la recolección durante la más grande parte de su historia.


2. Luego, hace por lo menos 2,6 millones de años, la colecta se añadió.


3. Después, el hombre se ha vuelto recolector cazador, y no cazador recolector como se ha creído mucho tiempo (aunque depende de las regiones).


APARICIÓN DE LA ALIMENTACIÓN COCINADA


La alimentación cocida apareció hace 500,000 años los más temprano (algunos investigadores dicen 350,000 años y otros 200,000 años).


Lo que es INSIGNIFICANTE comparado con la historia de la humanidad.


Además no era el mismo cocinado de hoy en día, mayoritario y extremadamente cocido.

Lo cocido es a la vez positivo y negativo. En realidad, en un contexto natural, los alimentos no apropiados no son atractivos, son más bien repugnantes. Por ejemplo ningún ser humano tendrá el impulso de comerse pasto de trigo. Sin embargo, si se les propone un croissant…


¿Ven la trampa?


En un contexto de privación alimenticia, lo cocido es una revolución, porque permite sobrevivir, aún con un abanico restringido de alimentos apropiados. Los alimentos cocidos permiten de crear atracción para productos que en su estado natural no serían posible de consumir, porque no son adecuados para el organismo humano; debido a su naturaleza antifisiológica.


Esto fue una capacidad de resolver problemas dentro de un contexto crítico.

Sin embargo, la alimentación cocinada no es inocua en los sistemas orgánicos, el control del elemento fuego, es una artimaña peligrosa y única posibilitada por nuestro intelecto y libre albedrío humano, capaz de modificar todo lo natural e ir más allá de las propias leyes cósmicas y orgánicas.


El fuego destruye la naturaleza enzimática de los alimentos, produce leucocitos digestiva post-prandial, las vitaminas y minerales, la mayoría son termosensibles; por lo tanto se disminuye el potencial nutritivo, antioxidante y biofotonico.


Y por último, permite la ingesta de alimentos que en sí mismos no deberían ser consumidos por los seres humanos, lo cual progresiva y potencialmente va degenerando la calidad orgánica de nuestras células y tejidos. Debido a que en gran parte de las sustancias que no debían haber sido consumidas por el ser humano, contenidas en alimentos que irrumpen su naturaleza fisiológica frugívora, quedan más o menos alojadas en este alimento aunque haya sido sometido al calor alterando sus propiedades organolépticas.




LA CATÁSTROFE DEL NEOLÍTICO


Los cereales hicieron su aparición en el consumo humano en la época neolítica.

Hace 9,000 años lo más temprano, y a veces algunos investigadores dicen desde 4,000 a pena, lo que es muy poco. Si representaríamos la historia de la humanidad sobre 365 días, ¡hemos estado comiendo cereales hace 1 día y medio!

En la época neolítica también que el hombre se puso a criar ganado y a consumir leche.


Sin embargo las búsquedas arqueológicas y los análisis han permitido darnos cuenta que en aquel momento, con la aparición de los lácteos y de lo cereales en la alimentación humana, el hombre ha perdido entre 10 y 20 centímetros, las primeras caries aparecieron, así como las fracturas más numerosas, porque la densidad ósea se derrumbó, y otras patologías aún, como la tuberculosis, los cánceres, las epidemias (por culpa de la baja de la inmunidad).


Luego empezó la era de la alimentación industrial con su desfile de productos químicos, pesticidas, aditivos, que apareció sólo después de la segunda guerra mundial, lo que no representa nada en términos de tiempo, y muestra todos los días sus enormes estragos con la explosión de enfermedades cardiovasculares, de cánceres, de obesidad, enfermedades degenerativas, neurológicas, etcétera.


(Extracto de un documento sobre la historia de la alimentación humana y la alimentación original sensorial)

Valerie Montan

Comments


bottom of page